FILOSOFÍA

Las Pobres Esferas, tomada de un verso del poeta Enrique Lihn, es la metáfora que el músico y escritor chileno Daniel Jesús Ramírez usa para reunir su trabajo artístico integral, labor realizada en base a cuatro puntos cardinales:

  1. Abrazar la trashumancia como filosofía de vida, pensamiento y trabajo. Es decir, vivir, pensar y crear a partir de una profunda perspectiva territorial, yendo y viniendo por diversos territorios, pero siempre volviendo a casa, ya sea de manera literal como a través de la memoria que se guarda de ella.
  2. Trabajar conceptos medulares como memoria e identidad a partir de las artes literarias, musicales, escénicas, visuales y audiovisuales como lenguajes que se integran entre sí a través de la poesía como columna vertebral, punto de partida y de llegada.
  3. Integrar, al mismo tiempo, perspectivas provenientes de la antropología, la tradición oral, la filosofía, la historia, la física, la química, la biología, las matemáticas, el diseño o la artesanía, entre otros lenguajes, disciplinas y/o saberes.
  4. Concebir la obra artística como potencial herramienta pedagógica que se forja en la tensión individuo/colectivo a través de la experimentación, la colaboración y la observación atenta de los contextos personales y sociales como principales metodologías de trabajo.